VISÍTANOS en LATINOAMERICA
diciembre 9, 2022
Potencial. “Andalucía es una de las regiones donde más proyectos de hidrógeno verde se avecinan”
Adrián Correro Ricard, Miembro de CLANER y Director de la División de Hidrógeno en Ecointegral Ingeniería, comenta el presente de la Comunidad en cuanto al vector energético, sus objetivos a futuro, y también los cambios que serán necesarios para su impulso.

En diálogo con Energía Estratégica España, Adrián Correro Ricard, Miembro de CLANER y Director de la División de Hidrógeno en Ecointegral Ingeniería, destacó: “Andalucía es una de las regiones donde más proyectos de hidrógeno verde se avecinan”.

En este sentido, el directivo subraya que una de las ventajas que posee Andalucía es su ubicación geográfica, que puede ser clave en su estrategia de convertirse en un potencial exportador de energía al resto de Europa.

El hidrógeno renovable puede ser la oportunidad para reforzar el tejido industrial andaluz, a la vez que atrae inversión para la creación de valles de hidrógeno verde”, señala el ejecutivo.

Sin embargo, hace hincapié en la falta de un marco regulatorio específico para este vector energético, no solo en Andalucía, sino también en el resto de España: “No se encuentra preparado para el reto que se pretende asumir en relación con las tecnologías del hidrógeno”.

¿Cómo es la situación actual y qué potencial tiene el hidrógeno renovable en Andalucía? 

Andalucía es una de las regiones españolas donde más proyectos de hidrógeno verde se avecinan. En una primera etapa veremos proyectos de gran envergadura, desarrollados como hubs o valles de hidrógeno y liderados por empresas que actualmente son consumidoras de hidrógeno gris producido a partir de combustibles fósiles y que necesitan reemplazarlo por hidrógeno verde. 

Hablamos de refinerías, empresas de fertilizantes y grandes eléctricas con capacidad de suministrar electricidad renovable para producir hidrógeno. Estos proyectos se desarrollarán en ubicaciones próximas a zonas portuarias y polos tecnológicos, como son Huelva, Cádiz o Sevilla. 

A medio plazo, es de esperar que surjan proyectos a una escala menor en sectores calor intensivos, en los que el hidrógeno sustituirá a combustibles fósiles como el gas natural o el gasóleo para generar calor para procesos industriales. 

Hablamos de industrias cerámicas, cementeras y papeleras, que necesitan grandes fuentes de calor para sus procesos, pero también del sector transporte, especialmente el de mercancías y pasajeros, donde la implantación de vehículos de baterías es más complicada, debido a la menor eficiencia energética que presentan.  

Finalmente, hay que indicar que Andalucía goza de una ubicación geográfica estratégica clave para convertirse en un exportador potencial de energía al resto de Europa, gracias al transporte de hidrógeno por vía marítima, bien sea convertido en amoníaco o metanol.

¿Qué objetivos se plantea la Comunidad para esta tecnología?

En palabras del presidente de la Junta, Andalucía aspira a ser energéticamente soberana, para lo que debemos ser capaces de producir el 75% de la energía eléctrica mediante fuentes renovables

El hidrógeno renovable contribuirá a descarbonizar múltiples sectores, desplazando el hidrógeno gris que actualmente se consume, o bien introduciendo el hidrógeno verde en sustitución de combustibles fósiles. 

En términos cuantitativos, la Junta está poniendo en marcha mecanismos de apoyo para hacer este objetivo realidad, complementando con fondos propios las ayudas estatales y europeas. 

Entre ellos, destaca el Plan Crece Industria, articulado en tres fases y que movilizará unos 5.100 M€ y creará unos 12.700 empleos con el fin de modernizar y descarbonizar multitud de cadenas de valor de bienes y servicios. 

En relación con el hidrógeno, destacan las líneas destinadas a las industrias cementeras, química y metalúrgica. Se busca con todo esto alcanzar 20.000 M€ de valor añadido industrial, atrayendo inversión y talento a Andalucía.

¿Qué tan importante puede ser para una región como Andalucía el hidrógeno renovable?

El hidrógeno renovable puede ser la oportunidad para reforzar el tejido industrial andaluz, a la vez que atrae inversión para la creación de valles de hidrógeno verde. 

A nivel técnico, el hidrógeno permite dar salida a muchos proyectos de producción renovable que no pueden inyectar en la red eléctrica porque los nudos de evacuación están saturados y hay un notable retraso en la publicación de concursos de capacidad. 

Esa producción renovable puede dedicarse a la producción de hidrógeno, en línea con la normativa de garantías de origen para el hidrógeno verde que se está preparando.

¿Cuáles son los principales obstáculos que encuentran? Desde tramitaciones, hasta falta de un marco normativo

Actualmente, el marco regulatorio no se encuentra preparado para el reto que se pretende asumir en relación con las tecnologías del hidrógeno. Habida cuenta lo anterior, la normativa autonómica, estatal y europea no considera al hidrógeno verde como una solución energética, sino que lo define aún como sustancia química en el marco industrial. 

Por otro lado, en España aún no se cuenta con un procedimiento concreto y específico para la tramitación y puesta en marcha de instalaciones pertenecientes a las tecnologías asociadas al hidrógeno verde.

Por tanto, aún necesitamos que exista mayor regulación en cuestiones referentes a los permisos necesarios para la puesta en marcha de instalaciones referidas con anterioridad, a la posible inyección de hidrógeno en redes de gas, a la agilización de procedimientos administrativos, al transporte de hidrógeno y a las estaciones de reabastecimiento.

A su vez, la falta de regulación nos lleva a importantes barreras legales y condiciona la intervención de la Administración en referidos procedimientos, por lo que aún nos encontramos a la espera de que los obstáculos se vayan disipando por la intervención legislativa que consideramos urgente.

 ¿Qué medidas se están llevando a cabo desde la administración local para impulsar el hidrógeno?

Ante la falta de armonía legislativa y administrativa, cada administración autonómica está tomando la iniciativa, en mayor o menor medida, creando mecanismos que aceleren la tramitación de estos proyectos, como es la Unidad Aceleradora de Proyectos de la Junta. 

Se trata de un paso en la buena dirección, pero necesitamos a nivel nacional de legislación específica para promocionar y acelerar la implantación de proyectos de hidrógeno en España, evitando la fuga de oportunidades hacia otros países de nuestro entorno. 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbase a nuestro Newsletter

Mantenemos sus datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lea nuestra política de privacidad para más información.

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors