VISÍTANOS en LATINOAMERICA
agosto 3, 2022
El poder de la biomasa. Aragón se erige como ejemplo del reemplazo de combustibles fósiles
La Comunidad Autónoma viene apostando desde hace 12 años por el desarrollo de la biomasa. ¿Dónde se ubican los proyectos y qué perspectivas de crecimiento tienen?

En 2022, Aragón cuenta con 16 redes de calor y frío alimentadas con biomasa.

La red de calor decana de la Comunidad Autónoma se encuentra en Ansó, un municipio pirenaico de menos de 400 habitantes.

Esta instalación comenzó a funcionar en 2010 y, aunque pequeña, resume la esencia de lo que significa una red pública comunitaria: el Ayuntamiento sustituyó el uso del gasóleo para dar calor al edificio del consistorio, a un inmueble anexo que es el centro social y a la biblioteca, que se encuentra a una distancia de 64 m y que alberga la caldera de pellet de 64 kW.

Siguiendo su ejemplo, los municipios oscenses de Biescas y Tardienta también construyeron sus redes de calor con biomasa.

En Tardienta, la red fue ampliándose desde 2013 hasta 2017 de manera que desde el colegio del pueblo suministra calor a otros edificios públicos cercanos como la biblioteca, el ayuntamiento viejo, el consultorio médico y el centro cívico.

En la provincia de Zaragoza, dos buenos ejemplos son las fundaciones Sonsoles-Atades, en Alagón, y Virgen del Pueyo, en Villamayor de Gállego, que utilizan astilla forestal producida en el entorno para climatizar sus amplias instalaciones evitando el consumo de combustibles fósiles.

Ambas disponen de aulas, talleres, residencias, lavandería y piscina terapéutica climatizada con un gran consumo térmico. Sus redes disponen de calderas de 1.500 kW y 1.400 kW respectivamente para generar más de 2.000.000 de kWh/año.

En comunidades de vecinos, grupo de usuarios con gran potencial de réplica, tan solo existen dos redes, una en Ejea de los Caballeros, compuesta por 5 bloques de 198 viviendas, y otra en la ciudad de Zaragoza, que suministra a 5 bloques y 174 viviendas.

También existen redes que dan cobertura térmica a centros acuáticos, residencias de mayores, hoteles y balnearios, centros socioculturales, etc.

Redes de calor en el sector primario en Aragón

En el sector primario la biomasa está penetrando bien en las explotaciones de porcino y, concretamente, en las granjas de cría de lechones.

Son muchas las instalaciones que generan calor con biomasa y entre ellas, un nutrido grupo dispone de calderas centralizadas que abastecen a un número de naves variable, entre 4 y 8 naves.

Algunas de las redes, con más de 10 años de funcionamiento, han sido promovidas por una importante empresa de porcino y se localizan en municipios de la provincia de Teruel.

Pocos proyectos de redes con biomasa a corto plazo

En estos momentos, Avebiom no dispone de información actualizada sobre nuevos proyectos en esta comunidad. En Zaragoza está previsto ampliar la cobertura a varios edificios de un complejo deportivo con piscinas climatizadas y en Huesca se habla de la posibilidad de instalación de una red de calor público-privada.

REDES DE CALOR Y FRÍO CON BIOMASA EN ARAGÓN

Fuente: Observatorio de la Biomasa de AVEBIOM

Nº de Redes de Calor y Frío:                                                 16

Potencia instalada:                                                    10.895 kW

Energía generada [Demanda Térmica Calor]:  13.371 MWh/año

Longitud acumulada de Redes:                                       5,1 Km

Nº edificios suministrados:                                                   62

Cantidades de biomasa consumida anualmente en las Redes:

Astilla:                                                                2.138 tm/año

Pellet:                                                                    577 tm/año

Hueso:                                                                   400 tm/año

Cómo financiar las redes de calor y frío con biomasa

El RD1124/2021 incentiva la implantación de energías renovables térmicas en diferentes sectores de la economía: agropecuario, servicios, tanto público como privado, e industrial.

Entre las instalaciones que pueden optar a estos incentivos figuran las microrredes de calor y/o frío con biomasa, que reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero en, al menos, un 80% respecto a la opción con combustible fósil.

Se espera la publicación de otro Real Decreto que regulará la concesión de nuevas ayudas que contemplará la construcción de redes y macrorredes públicas y privadas.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbase a nuestro Newsletter

Mantenemos sus datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lea nuestra política de privacidad para más información.

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors