VISÍTANOS en LATINOAMERICA
julio 27, 2022
Reducir el consumo un 8%. Aseguran que con ahorrar un 1% de gas Iberia alcanzará el plan de la UE
Para Carlos Graña, experto en mercados energéticos, los esfuerzos no deberán ser muy importantes teniendo en cuenta la media de consumo de los últimos cinco años. Por su parte, el consumo con renovables aumentará.

Los Estados miembros de la Unión Europea llegaron a un acuerdo sobre el plan ‘Save gas for a safe winter’, que pretende reducir la demanda de gas natural en un 15 % hacia este invierno (en comparación con su consumo promedio en los últimos cinco años) y será aplicada desde el 1 de agosto de 2022  hasta el 31 de marzo de 2023. 

Si bien las medidas serán de carácter voluntario, el reglamento del Consejo prevé la posibilidad de activar una ‘alerta de la Unión’ sobre la seguridad del suministro, en cuyo caso la reducción de la demanda de gas sería obligatoria.

En principio, España se opuso a esta medida, alegando que perjudicaría a su industria por los altos costos de la energía que producirá la falta de gas. 

Luego de las negociaciones, la Ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, consiguió acotar la reducción a la mitad: entre un 7 y un 8 por ciento.

Esta concesión se otorgó debido a la limitación de interconexión eléctrica entre la Península Ibérica y los otros estados miembros (considerada como una isla energética) y por la infraestructura nacional de GNL con la que cuenta España, que es capaz de exportar gas a sus pares de Europa.

“España está moviendo bien sus hilos”, reconoce Carlos Graña, experto en mercados energéticos. 

En diálogo con Energía Estratégica España, explica que esa firmeza del Gobierno fue el movimiento político necesario para posicionarse en la negociación y conseguir un menor porcentaje de ahorro de consumo de gas. 

Asimismo, agrega que la reducción que se deberá afrontar no dista del consumo de temporadas pasadas. 

“Con un 8% de ahorro de gas respecto a los últimos 5 años, teniendo en cuenta el año de la pandemia y los problemas de costes del 2021-22, significa solo un 1% por debajo del consumo de gas de hoy”, observa. 

En efecto, para el experto  no hay riesgo de lo que considera como “lo más importante”, que  es la garantía de suministro. 

Menciona como estandarte: “Estabilidad de suministro sí o sí, estabilidad regulatoria para poder acometer inversiones y estabilidad de costes para que los consumidores puedan participar de la transición energética”.

Por otro lado, Garña destaca el fin último de la medida europea, ya que deja de poner el foco en la generación para alcanzar la independencia energética sino que lo pone en la demanda. 

“Mientras que el REPowerEU era sobre producción, inversiones e interconexiones, aún no se actuaba sobre el consumo”, afirma el experto y subraya que esto es fundamental para obtener un impacto inmediato antes del inicio del invierno. 

Sobre las ventajas de este acuerdo, el analista sostiene que no afectará en gran medida al país, lo que es positivo ya que hoy los consumidores están viendo de qué manera salvarse de la crisis de los costes energéticos.

“La posibilidad de ser multiproveedor hoy en día es un gran beneficio y será una gran oportunidad de crecimiento. Es probable que España se convierta en lo que hace poco era TTF, un hub de referencia de gas. Un multiproveedor que posicione al país frente a otros”, observa Graña.

El papel de las renovables y los objetivos europeos

El hecho de que este acuerdo aplique sus efectos a la demanda, no significa que los ciclos combinados van a bajar su producción, sino que los consumidores van a resignar un porcentaje, entonces se necesitará producir menos capacidad, expone Carlos Graña.

Con lo cual, las renovables, produciendo lo mismo, con esta reducción de gas, tendrán mayor participación en el mix energético de los países para el próximo año.

Dado el contexto de altos precios de la energía, los consumidores no pueden invertir en la transición energética más allá de que tenga rápido retorno. 

“Las garantías de origen de energías limpias el año pasado valían 0,3 €/MWh y este año están por encima de 2 €/MWh. Por eso hoy está creciendo el autoconsumo porque el impacto es directo y se amortiza rápido”, declara el experto en mercados energéticos. 

Por último, cree que los objetivos europeos no se cumplirán en los plazos esperados y que se deberá vivir cada año hasta el 2025 donde ya exista un panorama más claro de la situación energética. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbase a nuestro Newsletter

Mantenemos sus datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lea nuestra política de privacidad para más información.

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors