VISÍTANOS en LATINOAMERICA
agosto 17, 2022
La solución. Cómo un municipio madrileño planea llevar energía fotovoltaica a zonas históricas
La Dirección General de Patrimonio del Estado restringe la instalación de paneles solares en gran parte del casco urbano de Manzanares el Real, Madrid. Sin embargo, las autoridades locales esperan abastecer algunos edificios en esta área, mediante un proyecto por fuera, usando a su favor la normativa de comunidades energéticas.

Manzanares el Real es un municipio de la Comunidad de Madrid, ubicado al norte de la región. Dentro de su casco urbano se encuentra el Castillo de los Mendoza, el cual, junto a sus alrededores, tiene una serie de restricciones por parte de la Dirección General de Patrimonio del Estado.

Una de estas prohibiciones, es la instalación de paneles fotovoltaicos”, explica Fernando Román, Primer Teniente de Alcalde y concejal de medio ambiente y transición ecológica de Manzanares el Real, en un Webinar de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

En este sentido, el funcionario advierte que esta medida es una de las principales barreras que encuentra la administración “cuando empezamos a trabajar en dirección a la transición ecológica”.

Esta regulación afecta a casi todo el casco urbano, es decir, estamos dejando fuera a la mayor parte de los edificios municipales, las rentas más baratas y la población más longeva”, remarca el directivo.

Asimismo, Román agrega que no han encontrado soluciones por el lado normativo, ya que las restricciones provienen de un órgano superior al del ayuntamiento.

“Pero, decidimos no quedarnos de brazos cruzados. Lo que vamos a hacer es aprovecharnos de la norma de autoconsumo colectivo, y desarrollar un proyecto que pueda sortear esa dificultad”, indica el funcionario.

Se trata de una planta fotovoltaica de 100 Kv, equivalente a 60 instalaciones de autoconsumo, que se ubicará en un polideportivo del municipio que se encuentra en el límite de estas restricciones.

“Con lo generado, se abastecerá al polideportivo, y sus excedentes serán destinados a otros edificios municipales y hogares que se encuentran dentro de la zona de prohibiciones”, señala el directivo.

Asimismo, apunta a que desde la administración local están trabajando en la creación de una asociación vecinal, que tenga un proceso participativo y facilite la cesión de la energía generada a particulares. 

Por otro lado, Román hace hincapié en las limitaciones que tiene la normativa de autoconsumo, resaltando que se desarrolló antes de que estuviese la idea de comunidades energéticas y que debe actualizarse.

Por ejemplo, sobre la restricción de 500 metros para estos proyectos comenta: “En el caso de Manzanares el Real igualmente se abarca la totalidad del casco urbano, porque tenemos el polideportivo pegado al límite de las restricciones, pero en muchos casos es una barrera”.

Además, remarca que la limitación de 100 Kv de potencia por proyecto, hace que lo generado sea “escaso”. Más aún, teniendo en cuenta ejemplos de otros países, donde se permiten cifras mayores.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbase a nuestro Newsletter

Mantenemos sus datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lea nuestra política de privacidad para más información.

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors