VISÍTANOS en LATINOAMERICA
diciembre 12, 2022
Expectativas. El análisis de AEPIBAL sobre las bases reguladoras de las ayudas para almacenamiento
Luis Marquina, Presidente de la Asociación Española de baterías y el almacenamiento energético, brinda su opinión acerca del documento publicado por el Miteco. Además, comenta el futuro del sector y la persecución de los objetivos del PNIEC.

A comienzos de diciembre, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) presentó las bases regulatorias de las ayudas para proyectos de almacenamiento, hibridados con instalaciones de generación renovable, tanto nuevas como existentes.

En diálogo con Energía Estratégica España, el Presidente de la  Asociación Española de baterías y el almacenamiento energético (AEPIBAL), Luis Marquina, destaca: La órden es mejorable, pero es suficiente”.

Asimismo, comenta que la clave está en las convocatorias de las ayudas, que esperan tenga lugar a principios del año que viene. Allí, podrán analizar los detalles, y conocer su importancia para el despliegue del almacenamiento.

Para el almacenamiento podría ser un buen despliegue, lo importante es que arranque esta industria de una manera suficiente, pero evidentemente nos gustaría un modelo más sostenible, con mayor visibilidad, pero sobre todo, diera entrada a nuevos actores, y los nuevos actores hoy no son los que son propietarios de plantas ya existentes”, enfatiza Marquina.

Sin embargo, el directivo hace hincapié en un aspecto del documento, los plazos para la ejecución de los proyectos, destacando que los tiempos de los procesos administrativos podrían ser una complicación para que plantas que comiencen desde cero ambas instalaciones.

Con toda la experiencia que hemos tenido en España con la tramitación de proyectos de energías renovables sin almacenamiento, cualquier previsibilidad en los tiempos es pura especulación”, advierte el ejecutivo.

Siguiendo esta idea, remarca que además del proceso de tramitación, hay que sumarle el tiempo de construcción de las instalaciones: “Y todo esto, que esté conectado antes de diciembre de 2026, parece que hay tiempo, pero no hay tanto tiempo”.

Por lo tanto, Marquina subraya que gran parte de los promotores que participen en las ayudas tomarán dos caminos. Por un lado, desarrollarán almacenamiento en plantas renovables que ya están en operación, donde los plazos encajan mejor.

“Así también, podrían pedirle al ministerio que priorice a aquellos proyectos que estén en una fase de desarrollo avanzada, de tal manera que se pueda arriesgar el despliegue de almacenamiento, conjuntamente con el desarrollo de plantas que hoy no están construidas”, señala el directivo.

Nadie en este contexto va a comenzar estos proyectos greenfield con tres años por delante para el desarrollo y la permisología. Por lo que, no se llegará a configuraciones hibridas ideales y eficientes, y si se irá a donde se pueda meter almacenamiento según qué capacidad”, resalta Marquina.

Por otro lado, el ejecutivo comenta que el almacenamiento con baterías podría cumplir con los objetivos del PNIEC para 2030, pero que estará condicionado con el desarrollo de la fotovoltaica.

Hoy por hoy, no hay ni un solo promotor solar que no esté pensando en implementar ‘storage’. Por un lado, para proteger sus activos de los cortes de suministro por la red, y por otro, para la curva de precios en momentos del día”, destaca el directivo.

Cabe recordar que el PNIEC se propone llegar al 2030 con una capacidad total de almacenamiento de 20 GW. Y con intenciones de aumentarlo a 30 GW en el 2050.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbase a nuestro Newsletter

Mantenemos sus datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lea nuestra política de privacidad para más información.

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors