VISÍTANOS en LATINOAMERICA
junio 2, 2023
La agenda del partido. El PP propone “desarrollar de manera urgente e inmediata el almacenamiento”
En una entrevista a fondo para Energía Estratégica España, el portavoz del Partido Popular en temas energéticos, Juan Diego Requena Ruiz, habla del futuro de las renovables y el estado de situación de las tramitaciones, donde asevera que hay 73 GW en proceso y donde el almacenamiento será vital para parar las profundas péridas por vertidos. ¿Qué importancia tendrá la nuclear en la agenda y el H2Med?

Como ya es sabido, 23 de julio serán las elecciones presidenciales en España luego de la victoria abrumadora en las elecciones autonómicas y municipales del Partido Popular (PP).

La gran pregunta ahora es si el partido que preside Alberto Nuñez Feijóo correrá la misma suerte que el pasado 28 de mayo, y pueda así imponerse en las generales. Y la segunda pregunta, devenida de la primera: cuál será la agenda que desplegará el PP en caso de ganar.

Para conocer qué piensa el partido en materia energética, Energía Estratégica España se comunicó de manera telefónica con Juan Diego Requena Ruiz, diputado y portavoz de Energía del PP. La conversación duró casi 25 minutos. “Seguimos trabajando a pesar de la hora”, fue la respuesta que dio el congresista cuando este medio se disculpó por haberlo llamado cerca de las 9 de la noche.

Requena estaba implacable y hablaba con la tenacidad y claridad de un hombre de larga data dentro de la política. Respondió a todas las preguntas, pasando por los puntos críticos del sector renovable, el almacenamiento de energía eléctrica como factor clave, el futuro de la energía nuclear y el tan renombrado H2Med: hidroducto que conectaría a Portugal, España, Francia y abastecería de hidrógeno verde a otros países europeos.

growatt

Periodista: ¿Qué sensaciones le deja esta victoria del PP en las elecciones autonómicas y municipales?

Requena: El Partido Popular ha tenido una victoria incontestable en estas elecciones municipales. También hemos ganado en las elecciones autonómicas y creo que los españoles le han hecho (o han empezado, como dice mi presidente –por Alberto Nuñez Feijóo-), a derogar el sanchismo. Creo que la falta a la verdad, en la palabra, la política estridente, los acuerdos peligrosos ha hecho que los españoles tengan un hartazgo por la política frívola que daba este Gobierno.

Creo que los españoles han hecho una extraordinaria declaración de intenciones de lo que va a pasar el próximo 23 de julio [cuando serán las elecciones presidenciales], y es que vamos a derrotar en las urnas a Pedro Sánchez y a esta política que nos ha llevado hasta esta situación.

Es verdad que teníamos extraordinarios candidatos a alcalde y a Comunidades Autónomas, eso no le cabe duda a nadie. Y los ciudadanos han visto en el Partido Popular ese partido que siempre hemos sido, un partido serio, un partido sensible, un partido de política sectorial, un partido pegado al territorio.

Periodista: De resultar ganador el PP y asumir la presidencia, preguntándole a grosso modo, ¿cuáles serían las medidas en materia energética? Se habla de que se podría retomar la agenda nuclear que tenía España…

Requena: No creo que la agenda nuclear sea donde se tenga que centrar el debate. Lo más importante para nosotros es posicionarnos en el centro del debate político europeo. Tenemos infinidad de retos por delante.

En lo nuclear, lo más importante es nuestra seguridad de suministro. Lo segundo es precios competitivos. Y lo tercero es nuestro compromiso con la reducción de emisiones. Creemos que las energías renovables cumplen con estos tres objetivos.

La energía fotovoltaica y la energía eólica son las más competitivas en precios, son las que llevan a una reducción de nuestras emisiones de CO2 de manera más directa y, además, dan seguridad de suministro, siempre y cuando hagamos algo que no ha hecho el Gobierno: desarrollar de manera urgente e inmediata el almacenamiento.

Estamos viendo con peligrosidad cómo, en días de mucha radiación solar y de viento suficiente, se están produciendo vertidos que son inasumibles para nuestro sistema eléctrico. Y estamos viendo cómo los ciclos combinados tienen que estar de carga base para atender a esos repuntes cuando no hay tanto sol o cuando el viento deja de soplar, que no son las tecnologías más limpias ni menos emisoras.

Por tanto, nosotros creemos que tenemos que apostar por el almacenamiento decidido, por la electrificación de la demanda de nuestro consumo energético, que es fundamental para asimilar y evitar esos vertidos innecesarios, y luego tenemos que tener una reforma del mercado eléctrico que dé seguridad y certidumbre a nuestros inversores (ver opinión del PP sobre la reforma del sistema eléctrico), que tenga ortodoxia regulatoria pero que se aleje de intervencionismo público, que el mercado siga funcionando como está funcionando actualmente: que dé señales de precio como para seguridad de la inversión de los inversores y el desarrollo de energías renovables.

¿Me preguntas por la energía nuclear? La nuclear es un componente más de nuestro sistema energético, que aporta un nada despreciable 20% de capacidad de suministro. Nosotros no lo vamos a negar. Además de un componente economicista al sistema eléctrico, tenemos que darle también de un componente técnico, ingenieril. Por eso creemos en la neutralidad tecnológica, en la libertad de mercado y en el mercado puramente dicho para el desarrollo de la energía.

Periodista: ¿Qué opina del avance de los proyectos de energías renovables que han obtenido Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable antes del hito del 25 de enero, los cuales deberían estar operativos a mediados del 2025?

Requena: Creemos que es fundamental el desarrollo de energías renovables, el almacenamiento de la energía para situaciones de excedente de producción de energía renovable, que la tengamos disponible en aquellas horas donde no hay producción renovable, y permitir un despliegue razonable de la energía renovable.

El 25 de julio [37 meses desde la entrada en vigor del RD 23/2020] próximo es la fecha límite para tener los permisos de construcción [autorización administrativa de construcción] de 73 GW de energía renovable, que son los que estuvieron en declaración de impacto ambiental el 25 de enero de 2023 [contabilizando los aprobados por el Miteco y CCAA].

Y en dos años tienen que estar puestos en funcionamiento. ¡73 GW¡ Eso quiere decir que se tienen que desplegar más de 30 GW al año entre el 2023 y el 2025, algo que ni la industria, que ni nuestro mercado laboral, ni nuestra Administración ha sido capaz de hacer, puesto que en 2018 tuvimos el máximo de 6,6 GW de despliegue de energía renovable.

Eso es un error de cálculo de este Gobierno y un error de previsión. Nosotros queremos evitar que proyectos genuinos de energías renovables se vean altamente perjudicados simplemente por una mala previsión del Gobierno. Y luego también creemos que ha sido un error de este Gobierno habernos puesto la fecha tope del 25 de junio de 2025. Porque, a partir del 2025, ¿qué va a pasar? ¿Un parón? ¿Quién va a desarrollar más energías renovables si tenemos esa rigidez en el desarrollo de energías renovables?

Por lo tanto, creemos que entre el 2025 y el 2030, que tenemos que llegar con nuestro objetivo de renovables, podemos hacer un despliegue, como siempre hemos dicho, en base, primero, a señales claras de precio en el mercado y, segundo, al desarrollo de PPAs, que creemos que la contratación bilateral es fundamental y es la que ha dado un desarrollo renovable fundamental. Eso es lo importante. La nuclear simplemente es un complemento, que será necesaria hasta que deje de serlo.

Creemos en la seguridad de suministro y, si no tenemos adecuadas señales de precio ni tampoco tenemos un desarrollo renovable que sea lo suficientemente rentable o con una rentabilidad razonable, inundaremos de energía renovable determinadas horas del día, que se retribuyan a cero, y otras que se retribuyan a 180 o a 200 euros por falta de ella. Así tendremos un problema de estrés y de precio.

Ese tipo de cuestiones a este Gobierno se le han escapado y es una de las cosas que tenemos que evitar. Eso no te va a llevar a una falta de seguridad de suministro a priori, pero sí habrá una falta de rentabilidad empresarial que te puede derivar en algo mucho peor y eso es la desaparición de empresas, el hundimiento del sistema renovable porque no sea sostenible económicamente, entre otras cosas.

Periodista: ¿Por dónde tiene que ir ese incentivo al almacenamiento como complemento de las renovables variables: eólica y solar fotovoltaica?

Requena: Puede ir por varios sentidos. Primero, los mecanismos de capacidad que nos tengamos que dotar. Todavía no sabemos si queremos pagos por capacidad, si queremos señales de precios adecuadas para el bombeo reversible, si tenemos que hacer acuerdos temporales. O que la señal de precios sea el tiempo, por ejemplo, para desarrollar bombeos reversibles en concesiones hidroeléctricas, hidráulicas.

Por supuesto, también tenemos que desarrollar la batería y tenemos que desarrollar el vehículo eléctrico, que también va a ser un gran punto de almacenamiento. Esa es una de las cuestiones que tenemos que hacer.

Hemos hecho una jornada de almacenamiento recientemente desde el Grupo Parlamentario Popular, en la que hemos invitado a participar a un gran número de expertos para que nos den su visión de cómo tiene que ir al almacenamiento. Y creemos en el bombeo reversible, creemos en la capacidad de almacenamiento, lógicamente, con el que va aparejado nuestro bombeo reversible, que es el de nuestras centrales hidroeléctricas.

Tenemos más de 1.400 presas y tenemos una capacidad hidráulica tremenda. Creemos también en las baterías químicas, creemos también en el coche eléctrico. Creo que todas las señales tienen que ir. Tienen que ser señales de mercado y crearnos un mecanismo de capacidad que nos dé una adecuada respuesta en precio y se pueda desarrollar, que sea competitivo en precio, por supuesto, y que sea el más económicamente viable.

Ahí sí hay que darle un enfoque a saber cuál es el mejor mercado de capacidad y a aquel que responda mejor a los requerimientos de nuestro sistema eléctrico, ya sea en rapidez de respuesta, en capacidad, en tiempo, en horas de almacenamiento. Ese tipo de cuestiones son las que técnicamente se tienen que desarrollar.

Lo que está claro es que lo que no se puede hacer es no desarrollar ni un solo MW de almacenamiento en los últimos cuatro años, mientras paralelamente se han desarrollado más de 20.000 MW de energías renovables variables.

Periodista: Entonces… ¿la agenda verde, entonces, no está en peligro?

Requena: A nadie se le puede ocurrir que al partido firmante de Kioto, firmante de París, que ha sido el primero que presentó una ley de hidrógeno, el que presentó una ley de retrofit para adaptar vehículos de combustión a vehículos eléctricos; el partido que permitió el desarrollo de energía renovable mediante subastas rentables, que más subasta o que más potencia renovable ha permitido en la historia de la democracia, se le puede tildar de que está en peligro ninguno de nuestros compromisos internacionales, ninguno de nuestros compromisos ambientales y ninguno de nuestros objetivos de reducción de emisiones de CO2.

Periodista: ¿Y qué piensa respecto a las reformas del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) que tiene que presentar este Gobierno para este mes?

Requena: Respecto al PNIEC… algo tiene que esconder este Gobierno cuando la revisión obligatoria de este Plan, que tiene que salir ya, lo está haciendo a escondidas y sin consultar ni al principal partido de la oposición, que probablemente sea el que tenga, a partir del 23 de julio, responsabilidad de ejecutar ese PNIEC, ni tampoco en el sector eléctrico implicado ni con las asociaciones de consumidores que están implicadas, ni con la industria, que tiene que generar toda la capacidad renovable.

Algo tiene que esconder este Gobierno en cuanto a los objetivos de penetración de renovables a la estabilidad del sistema eléctrico, cuando está pasando ese tipo de cosas.

Entonces, nadie puede tener la duda de que el Partido Popular no tenga un compromiso claro con nuestra reducción de emisiones. Y me quiero remitir a algo muy reciente, ya en nuestro programa de marco de elecciones autonómicas y municipales, en el 28M, en donde dejábamos por escrito claramente nuestro compromiso renovable, en un sinfín de compromisos, ya sea de impulsar la sostenibilidad ambiental mediante bonificaciones en impuestos para instalaciones renovables, ya sea hacer ciudades sostenibles y una economía circular, donde fomentemos la energía renovable, donde hagamos infraestructuras energéticas renovables y respetuosas en el territorio y el entorno.

Y ahora, hay que preguntarle al Gobierno qué está pasando con el PERTE de descarbonización, qué está pasando con el PERTE de vehículos eléctricos, qué está pasando con este tipo de cuestiones que Europa cuestiona y que nosotros también cuestionamos. Porque no sabemos por qué no se están desarrollando, por qué no se está ayudando a la industria intensiva en energía, que precisamente son las que ayudan al consumo de energía, precisamente en horas de máxima producción renovable

H2Med

Llegando al final de la entrevista, la conversación viró hacia el sector de infraestructura, donde Requena enfatizó por “reforzar las redes”. “Hay que actuar en mecanismos de flexibilidad también, y además bajar un paso más e ir a la distribución, que también es un componente muy importante”, destacó. Y habló de “fomentar también el autoconsumo doméstico e industrial”.

También se refirió a “fomentar la neutralidad tecnológica a través de desarrollo de combustibles sintéticos. España tiene un potencial tremendo en biocombustibles, de biogás, del desarrollo de las nuevas energías como el hidrógeno verde: cuestiones tan importantes como aquello que no se puede electrificar, como es el transporte pesado, como es la aviación y como es el transporte marítimo”.

Periodista: Esto derivó al último tema de la entrevista: ¿Qué opina del H2Med: mega hidroducto que transportaría hidrógeno verde desde España, Portugal y Francia al resto de Europa, recorriendo 455 kilómetros y que estaría listo en 2030?

Requena: Es una tomadura de pelo de este Gobierno. No puede ser que un día, bombo y platillo, tres jefes de Estado [Emmanuel Macron de Francia, Pedro Sánchez de España y Marcelo Rebelo de Sousa de Portugal] se vayan a hacerse una foto para el desarrollo del H2Med, que es papel mojado. Y al mes siguiente Teresa Rivera [ministra del Miteco] salga diciendo que si se va a hacer hidrógeno rosa no se va a financiar el H2Med, y que antes de todo eso diga que el hidroducto más importante va a ser el de Barcelona-Liborno y que antes diga que el Miscat se puede hacer en ocho meses.

En el H2Med, como en todo, se tiene que dar seriedad y certidumbre. Y este Gobierno ni da seriedad ni da certidumbre. El H2Med se cuestiona técnicamente, se cuestiona económicamente y se cuestiona ya también por este Gobierno ideológicamente. Algo que, sinceramente, nosotros lo hemos dicho siempre. ¿Creemos que debemos de exportar electrones e hidrógeno verde? Cuando nos sobre. ¿Creemos que debemos de exportar valor añadido verde? ¿Queremos utilizar nuestro hidrógeno para hacer fertilizantes verdes? ¿Queremos utilizar nuestros electrones verdes para hacer materias primas verdes, para hacer vehículos verdes, para hacer economía verde? Eso es lo realmente importante.

Si la solución de este Gobierno es vender electrones verdes o hidrógeno verde, creo que es un error. Creo que debemos de generar las condiciones necesarias para atraer a las industrias y a las empresas que lo utilicen.

Nuestra ventaja competitiva en precios, sobre todo en energía fotovoltaica y energía eólica, es que tenemos un recurso extraordinario, que aproveche nuestro clima y nuestro potencial de desarrollo renovable. Eso es lo verdaderamente importante.

Con el H2Med, estamos también pendientes de ver qué dice el nuevo PNIEC, porque tendrá que venir reflejado la capacidad de industrialización que tiene que tener este proyecto, o a lo mejor simplemente es un brindis al sol del Gobierno.

Periodista: ¿La victoria del PP daría un paso atrás al H2Med?

Requena: El Partido Popular quiere vender valor añadido verde. Eso es lo que quiere realmente.

En el Congreso preguntamos sobre el H2Med y nos dijeron que no estaba definido sustancialmente. Luego nos enteramos de que se lo había mandado la Unión Europea para su inclusión en la lista de proyectos de interés comunitario. Y hemos solicitado la información completa de lo que se ha mandado y el Gobierno todavía no nos ha respondido.

Nosotros no sabemos en base a qué relación, costo y beneficio, ni cuáles son los datos ni los números que ese H2Med puede aportar de rentabilidad, de economía y de inversión.

Y tampoco tenemos la evaluación de impacto ambiental de mandar por el lecho del fondo marino del mar Mediterráneo en un ecosistema tan privilegiado como el que tenemos, pero también tan frágil por el cambio climático, de lo que impactaría un gasoducto por el lecho marino. Es algo que también este Gobierno verde se le ha olvidado mencionar. Algo que nosotros, desde luego, permíteme que lo pongamos en duda.

1 Comentario

  1. Jose Martinez Ruhl

    Muy interesante nota Guido , España es un ejemplo de desarrollo en Energías Renovables!!. Los planteos y discusiones que se dan allí , quizás a futuro se repliquen en Argentina

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbase a nuestro Newsletter

Mantenemos sus datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lea nuestra política de privacidad para más información.

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors