VISÍTANOS en LATINOAMERICA
noviembre 16, 2022
Atención empresas. La energía fotovoltaica superará a la eólica en Latinoamérica a partir de 2023
La energía solar lidera como tecnología de menor costo hasta 2050, reemplazando a todas las demás tecnologías de generación de energía en la región.

La energía solar fotovoltaica se convertirá en la tecnología más competitiva en costes en América Latina a partir de 2023, según el último informe de investigación de Wood Mackenzie, ‘Costo nivelado de electricidad (LCOE) en América Latina’, que examina la la tecnología energética y el panorama de generación en toda la región hasta 2050. La energía solar también desplazará a la eólica terrestre, actualmente la fuente de energía renovable más atractiva en Brasil, para 2025.

Wood Mackenzie, una empresa de Verisk (Nasdaq: VRSK), pronostica que la energía solar seguirá siendo la energía de menor costo de todas las tecnologías en América Latina hasta 2050, con US$14 por megavatio hora (MWh).

Leila García da Fonseca, Gerente de Investigación – Energía y Energías Renovables para América Latina en Wood Mackenzie, dijo: “La demanda de energía en América Latina casi se duplicará para 2040 en comparación con los niveles de 2021, una tasa de crecimiento más alta que la de América del Norte. Sin embargo, a pesar de que la región ya es pionera en la generación de energía renovable, quedan dudas sobre cómo América Latina contribuirá al esfuerzo de transición energética global”.

“Nuestro análisis LOCE revela qué tecnologías serán competitivas hasta 2050 en América Latina, lo que ayuda a los clientes a comprender cómo los países de la región están apoyando la descarbonización global”, continuó García da Fonseca.

El último informe de Wood Mackenzie muestra que los factores de capacidad excepcionalmente altos en México permitirán que su mercado solar alcance el LCOE más bajo entre todos los países en perspectiva, seguido por Chile.

García da Fonseca agregó: “Las reducciones esperadas en los costos de la energía solar son significativas, con una caída promedio de la inversión de capital del 55 % entre 2022 y 2050. Esto se debe principalmente a las mejoras tecnológicas, como que los módulos bifaciales se conviertan en la norma en toda la región a mediano plazo. ”

LCOE promedio en América Latina, 2020-2050 (US$/MWh)

(Fuente: Wood Mackenzie: GAPS Cono Sur y México)

La energía eólica marina será la más competitiva en Brasil y Colombia, ofreciendo los dos LCOE más bajos de la región, con US$ 79,7/MWh y US$ 57,3/MWh respectivamente para 2035. Los electrolizadores in situ excluyen la necesidad de inversión en transmisión, lo que se traduce a un 13% adicional en la reducción del LCOE de la energía eólica marina. Sin embargo, los costes de la energía eólica marina caerán un 46 % en la región y no alcanzarán la paridad de red con otras tecnologías renovables.

“Para la energía eólica terrestre, los desafíos actuales de la cadena de suministro y la alta inflación provocarán un fuerte aumento de los costos para 2024, seguido de una lenta recuperación. La LOCE eólica terrestre en América Latina ya está por debajo de las turbinas de gas de ciclo combinado (CCGT), excepto en Argentina”, dijo García da Fonseca.

Después de 2033, la energía eólica terrestre seguirá siendo más barata que el gas en todos los países de la región hasta 2050.

Las aplicaciones fuera de la red para la producción de hidrógeno verde son actualmente el principal impulsor de los proyectos en alta mar en América Latina , y se espera que los primeros proyectos estén en línea a partir de 2032.

El almacenamiento independiente tiene la tasa de reducción de costos más alta entre todas las tecnologías, con un promedio del 64 % en los países de la región. La rápida reducción de costos del almacenamiento de energía solar e independiente dará como resultado niveles de LCOE extremadamente atractivos para proyectos híbridos en la región, con US$ 21,4/MWh previstos para 2050.

“Esperamos que el atractivo de las fuentes convencionales disminuya con el tiempo a medida que crezcan los mandatos ESG. Con oportunidades limitadas para la innovación, las perspectivas de reducciones significativas de costos para plantas hidroeléctricas y térmicas son nulas. El aumento de las barreras regulatorias y ambientales también hará que estos proyectos sean menos financiables y, por lo tanto, más costosos”, concluyó García da Fonseca.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbase a nuestro Newsletter

Mantenemos sus datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lea nuestra política de privacidad para más información.

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors