VISÍTANOS en LATINOAMERICA
septiembre 13, 2022
Todas antes de fin de año. Las tres regulaciones que deben aprobarse para que se habilite la subasta eólica marina
En diálogo con Energía Estratégica España, Javier Monfort, Country Manager de BlueFloat Energy, enumera un paquete de medidas que deben cerrarse durante este año si se quiere realizar la convocatoria a comienzos de 2023. Además, analiza que características podría tener y sus posibles plazos.

En abril de este año, Sara Aagesen, Secretaria de Estado de Energía del Gobierno español, anunció que a comienzos del 2023 se celebraría la primera subasta eólica marina del país.

En diálogo con Energía Estratégica España, el Country Manager de BlueFloat Energy, Javier Monfort, confía: “Sí o sí se realizará una convocatoria en 2023, pero aún faltan que se cierren los procesos administrativos”.

En este sentido, el directivo señala tres regulaciones que aún deben definirse en el transcurso de este año, si es que se quiere realizar la subasta en el primer cuatrimestre del año que viene.

La primera, está relacionada con los Planes de Ordenación del Espacio Marítimo (POEM). El ejecutivo remarca que ya se encuentran en una segunda fase de borrador, pero que desde el sector esperaban su aprobación para septiembre.

Hay un retraso, es complicado que para este mes se consiga, porque además hay que resolver un trámite previo de impacto ambiental estratégico y eso todavía no se ha hecho”, explica Monfort.

Asimismo, el directivo apunta hacia la falta de un marco regulatorio, que controle la obtención de los permisos para estos parques eólicos marinos. Algo en lo qué, según el ejecutivo, el Gobierno ya se encuentra trabajando.

“Y por último, se tiene que definir cómo será el mecanismo de la subasta. Ya hubo una pequeña consulta pública, esto es otro paso importante que la administración debe cerrar este año”, comenta el Country Manager de Bluefloat.

La falta de este paquete de regulaciones, dificulta la definición de fechas y formatos para la subasta. “Todo lo que no salga este año, inevitablemente, supone que los plazos de la convocatoria se retrasen”, opina Monfort.

Por otro lado, el directivo hace hincapié en las posibles características del pliegue de este concurso, subrayando que el tiempo para las propuestas debería rondar los seis meses: “En algunos mercados se daba casi un año para presentar ofertas, y quien empiece a trabajar en una oferta de eólica flotante, pensando que le quedan 12 meses, llega tarde”.

Siguiendo esta idea, el ejecutivo recalca que han hablado con el Gobierno en las consultas de la subasta para que no solo se valore el precio de la oferta, sino también criterios de viabilidad del proyecto, su madurez y el consenso con el territorio.

Esta va a ser la primera subasta a gran escala comercial, tiene que ser ejemplar. No puede pasar que se adjudiquen emprendimientos, que luego no se puedan desarrollar correctamente. Pero tampoco queremos que sean excluyentes a nuevos desarrolladores y se bloquee la competencia”, advierte Monfort.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbase a nuestro Newsletter

Mantenemos sus datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lea nuestra política de privacidad para más información.

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors