VISÍTANOS en LATINOAMERICA
agosto 23, 2022
Precios por las nubes. Los aspectos perfectibles de una Excepción Ibérica que comienza a ser la envidia de Europa
A dos meses de haberse iniciado el tope al gas, los resultados son beneficiosos para España, con reducciones de precios por entre 40 y 50 €/MWh. ¿Qué debería cambiar para mejorar el mecanismo? ¿La medida es aplicable a otros mercados que ya han superado valores de 500 €/MWh?

“La excepción ibérica está funcionando: está haciendo que el coste del Pool, más el del mecanismo de compensación, sea entre 40 y 50 €/MWh más bajo de lo que sería sin el tope”, afirma el experto en mercados energéticos Carlos Martín Graña

No obstante, considera que más que esta reglamentación, la gran ventaja de España es el mercado gasista . “La excepción ibérica no sería tan buena si en vez de tomar como referencia el precio del MIBGAS, tomamos el TTF”, subraya. 

En diálogo con Energía Estratégica España, Graña explica que, aunque esté cumpliendo con las expectativas del Gobierno, la medida es perfectible. Además, observa que se ha comunicado mal a los consumidores, que ven crecer el coste de la factura de luz mes a mes y que necesita ajustes. 

Destaca tres cambios. En primer lugar, la necesidad de sacar parte del coste del mecanismo del gas del presupuesto del Estado y no de la factura de luz de algunos usuarios.

Luego, propone una revisión del hecho que la creciente demanda, producto del abastecimiento de los mercados exteriores como el de Francia, aumenta la producción de gas y, por lo tanto, eleva el valor de la compensación en el recibo de los españoles.  

Por último, insiste en que es importante revisar la forma en que se han tratado las cogeneraciones en el mecanismo del gas.  La tecnología ha sido discriminada del mecanismo de compensación y, según los generadores, no es posible operar con precios actuales.

“A las centrales de ciclos combinados las obligan a ofertar a un precio, teniendo en cuenta el gas a 40 €/MWh. Pero a las de cogeneración no se les retribuye la diferencia con el precio real del gas”, describe el experto. 

Precios por los aires hace que el continente vea con bueno ojos la Excepción Ibérica

Según datos de AleaSoft Energy Forecasting, los precios del gas y CO2 aumentaron durante la tercera semana de agosto y registraron, cada uno, un nuevo máximo histórico el pasado19. 

Esto provocó un aumento de los precios de alrededor de un 30% en la mayoría de mercados eléctricos europeos. 

En los mercados de Francia, Alemania, Bélgica y Países Bajos los precios horarios llegaron a los 747,93 €/MWh durante el pico de la tarde-noche del día 17 de agosto, el valor más alto en décadas para algunos de estos mercados.

No obstante, la excepción ibérica permite que España y Portugal actualmente mantengan el precio en 40 €/MWh de gas, sin notar el aumento de los precios del combustible fósil. 

De hecho, los precios han caído un 3,5% en España y un 2,5% en Portugal en la tercera semana de agosto, con promedios semanales de 144,01 €/MWh y 145,72 €/MWh, respectivamente, muy lejos de los precios del resto de mercados. 

El precio de ajuste que los consumidores con tarifas indexadas deben pagar como compensación a las centrales de gas cayó un 20%, consecuencia de una caída del 45% en la generación de los ciclos combinados debido a una mayor generación renovable y una menor demanda.

“Toda la normativa europea va camino a proteger los derechos de los consumidores vulnerables”, comenta Graña.

Agrega que a medida que los usuarios de los diferentes países vayan quedando más expuestos con los precios que se están dando, “una excepción ibérica a la europea será la única salida”. 

Las previsiones de precios de mercados de AleaSoft Energy Forecasting indican que durante la semana del 22 de agosto los precios continuarán su tendencia al alza. Por lo cual existe una previsión de complejización de las diferentes realidades. 

Cabe recordar que el viernes pasado, la Comisión Europea aprobó un plan de Alemania de 27.500 millones de euros para ayudar a las empresas de gran consumo de energía para hacer frente a los mayores costes de la electricidad, derivados del coste de los permisos de emisión en el mercado del carbono comunitario.

“España está en una situación de privilegio ya que es el único país que es autosuficiente a nivel de generación con su potencia interna, por eso funciona la excepción ibérica”, concluye el experto. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbase a nuestro Newsletter

Mantenemos sus datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lea nuestra política de privacidad para más información.

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors