VISÍTANOS en LATINOAMERICA
septiembre 15, 2022
Mercado eléctrico. Medidas de la Comisión Europea: “Es una medicina equivocada pero la correcta está por llegar”
Luego de las medidas anunciadas ayer por la presidente de la Comisión Europea, surgen análisis sobre cada una de las medidas. Una de las más polémicas es el tope al precio de generación de las inframarginales ¿Es muy alto? ¿Será suficiente para hacer frente a la crisis?

El anuncio de las medidas que llevará adelante la Comisión Europea para enfrentar la crisis energética, dejó tres ejes en los que cada país deberá poner el foco para implementar medidas que cumplan los objetivos de reducción de consumo de energía. 

Obligaciones sobre la reducción del consumo eléctrico del 5%, entre las que el 10% se deberá concentrar en horas pico que se van a definir; un límite de ingresos temporal para los productores de electricidad ‘inframarginales’ de 180 euros MWh; y, por último, un impuesto del 33% sobre los beneficios de 2022 que estén por encima del 20 % de aumento sobre los beneficios medios de los tres años anteriores.

“Creo que estamos dando la medicina equivocada. La medicina correcta creo que aún está por llegar”, sentencia Natalia Fabra, Full Professor en la Universidad Carlos III de Madrid

En este sentido, destacó que es una equivocación establecer el precio de 180 euros el MWh, ya que sigue siendo un 400% más del precio con el que de forma histórica las centrales bajas en carbono se han visto retribuidas. 

“Las previsiones de los expertos eran de un price cap de 75 euros el MWh, por lo tanto los 180 euros están fuera de toda escala y temo que no sea una medida lo suficientemente contundente para mitigar el problema en el que estamos inmersos”, justifica la docente. 

Durante la segunda sesión del ciclo “Hablamos de Europa”, organizado por EsadeGeo, Fabra puso el foco en la importancia de revisar estructuralmente el diseño actual del mercado eléctrico.

Criticó que no se retribuyen de manera adecuada los activos bajos en carbono, ni se reconocen muchas de las externalidades que algunos de estos activos que aportan flexibilidad para mitigar la intermitencia de las renovables. 

“Es muy positivo que se haya elegido un precio máximo para las inframarginales, ya que es una forma de admitir que no es adecuado que todas las tecnologías sean retribuidas según el precio de la tecnología marginal”, explica Fabra.  

Asimismo, sobre el resto de los puntos, observó que habrá que definir qué son esos beneficios extras y si pone en funcionamiento medidas para que esos impuestos no se trasladen al precio al consumidor final.

Por último, concluyó en que esta crisis energética es producto de la excesiva dependencia del gas ruso y ha demostrado que la energía lo atraviesa todo. 

“Nos puso frente a los ojos que es necesario tomarse en serio cada uno de los factores que requiere un modelo energético basado en renovables: renovación de sistema de redes, inversiones,  flexibilidad, gestionabilidad”, describe la representante de la Universidad Carlos III de Madrid. 

Y por último, valora que si bien la Comisión Europea está implementando medidas de emergencia para frenar los precios, “son conscientes de que se necesita de soluciones estructurales y de un debate entre los distintos Estados miembros para poner en marcha conjuntamente un diseño nuevo del mercado eléctrico”. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbase a nuestro Newsletter

Mantenemos sus datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lea nuestra política de privacidad para más información.

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors