VISÍTANOS en LATINOAMERICA
julio 5, 2022
Alerta. “Si prohíben la biomasa primaria, las consecuencias serían muy importantes para todo el sector”
El directivo AVEBiom analiza el posible impacto de la Renewable Energy Directive III (REDIII), una actualización de la REDII, que podría excluir a la biomasa forestal de la lista de energías sostenibles y no contaminantes impactando en casi el 40% de los proyectos. También quedaría resentida la tercera subasta de renovables.

En mayo de este año, la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria del Parlamento Europeo (ENVI) envió a la Comisión Europea una propuesta para revisar la  REDII.

Renewable Energy Directive (RED) es una directiva de la Unión Europea (EU) publicada en 2009, donde se exigen a los estados miembro a niveles particulares de participación de energías renovables, en consumo bruto de energía en 2030 y 2050. En España es del 8,7% y 20%, respectivamente.

Según datos de la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (AVEBiom), la aplicación de los cambios propuestos provocaría que hasta el 35,7% de la biomasa utilizada en la Unión Europea dejara de considerarse sostenible, de recibir ayudas, y ya no se considerara neutra en emisiones en el mercado de derechos de emisión de la UE.

En diálogo con Energía Estratégica España, Pablo Rodero, responsable de los proyectos europeos en AVEBiom, destaca que: “Si prohíben la biomasa primaria, las consecuencias serían muy importantes para todo el sector”.

En este sentido, remarca algunos aspectos en los que la actualización del REDII resulta “más exigente” que su antecesora.

“Ahora mismo se obliga a que todas las plantas de más de 20 MWt se tengan que certificar, ello y toda la cadena aguas arriba. Y en la REDIII se está hablando de bajar (esta exigencia) hasta los 10 MWt, o incluso 5 MWt en algún momento, esto afectaría a muchas más empresas”, advierte el directivo.

Asimismo, comenta que en la REDII actual se marca  un mínimo del 70% de ahorro de gases de efecto invernadero, para todas las plantas puestas en marcha en 2021 y en adelante. Y esto subiría al 80% a partir de 2026.

Mientras que, en la REDIII se planea hacerlo retroactivo a todas las plantas en general. “Una planta del 2005 se vería afectada, que ahora mismo no lo hace”, recalca Rodero.

Así también, el directivo de AVEBiom hace hincapié en los objetivos del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), que tiene como mandato alcanzar 1.500 MW instalados en el país para 2030, y de la tercera subasta que, entre otras tecnologías, adjudicará 140 MW para la biomasa.

Rodero comenta que si se producen los cambios propuestos en la REDIII, puede darse la situación de que se desarrollen proyectos pero que, y luego no haya biomasa suficiente para abastecerlos.

Votación

¿Cuándo podrían aplicarse los cambios? Rodero resalta que, luego del proceso de votaciones y la instancia entre diálogos de consenso entre las partes, la resolución no dará tiempo a salir este 2022. 

“Creo que va a terminar a principios del año siguiente, las directivas siguen un proceso complicado”, agrega el ejecutivo.

A mediados del mes de julio de 2022 la Comisión de Industria, Investigación y Energía (ITRE) dará su voto sobre la actualización del REDII. Y luego, en septiembre el Parlamento votará el contenido de la nueva REDIII.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbase a nuestro Newsletter

Mantenemos sus datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lea nuestra política de privacidad para más información.

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors