VISÍTANOS en LATINOAMERICA
noviembre 22, 2022
Plan 2023-2025. Enel se enfoca en España e Italia como mercados estratégicos: Renovables, gas y redes
La gigante italiana está llevando a cabo una restructuración dentro de su plan estratégico 2023-2025. Anunció que invertirá aproximadamente 22.000 millones de euros en la estrategia comercial integrada, donde casi el 90% de este capex se destinará a Italia, España y Estados Unidos.

Hoy, la empresa Enel presentó su plan para el 2023-2025, que tiene por objeto:

  • Concentrarse en la cadena de valor integrada buscando la electrificación sostenible, que es cada vez más necesaria en los sistemas energéticos globales, cubriendo aproximadamente el 90 % de sus ventas a precio fijo con electricidad libre de carbono en 2025, elevando la generación renovable a alrededor del 75 % del total y alcanzando alrededor de 80% de los clientes de la red digitalizada.
  • Reposicionar estratégicamente negocios y geografías, con un plan de enajenación de alrededor de 21.000 millones de euros en términos de contribución positiva a la reducción de la Deuda Neta del Grupo. Se espera que la mayor parte de este plan se implemente a fines de 2023, lo que dará como resultado una empresa más ágil centrada en seis países principales.
  • Asegurar el crecimiento y la solidez financiera combinando una Tasa de Crecimiento Anual Compuesto («CAGR») del 10-13% en el Ingreso Ordinario Neto con una relación FFO/Deuda Neta del 28% esperada a partir de 2023, además de mantener un DPS de 0,43 euros para 2023- 2025, frente a 0,40 euros en 2022, por lo que DPS en 2024 y 2025 se considera un mínimo sostenible.

Con estos objetivos, entre 2023 y 2025, el Grupo prevé invertir un total de alrededor de 37.000 millones de euros para implementar las siguientes acciones estratégicas:

Equilibrar la oferta y la demanda de los clientes para optimizar el perfil de riesgo/retorno

Para 2025, en los seis países centrales, el Grupo planea vender alrededor del 80% de los volúmenes de electricidad bajo contratos de precio fijo, un aumento de alrededor de 15 TWh (+7%) con respecto a las estimaciones de 2022. El Grupo espera alcanzar el 100% de las ventas a precio fijo cubiertas a través de generación propia y Contratos de Compra de Energía a largo plazo («PPA»), de los cuales se espera que alrededor del 90% sea cubierto por fuentes libres de carbono, asegurando aún más la evolución del Grupo.

Esto permitirá al Grupo implementar una estrategia comercial a largo plazo, estable y visible, reduciendo así los riesgos a corto plazo asociados con la volatilidad externa y fomentando el cambio de los clientes del Grupo a la electricidad limpia a partir de combustibles fósiles.

Con este objetivo, el Grupo, apoyándose en la relación contractual a largo plazo con sus clientes, espera acelerar en los próximos tres años el despliegue de servicios de valor añadido e infraestructuras de última generación, en concreto:

  • Puntos de recarga de vehículos eléctricos (de alrededor de 0,5 millones estimados en 2022 a aproximadamente 1,4 millones en 2025).
  • Almacenamiento detrás del medidor (de alrededor de 99 MW estimados en 2022 a alrededor de 352 MW en 2025).
  • Respuesta de la demanda (de alrededor de 8,4 GW estimados en 2022 a aproximadamente 12,4 GW en 2025).

Descarbonización para garantizar la competitividad, la sostenibilidad y la seguridad

Para 2025, el Grupo espera agregar alrededor de 21 GW de capacidad renovable instalada (de los cuales aproximadamente 19 GW en sus países principales), bien encaminado para alcanzar sus objetivos de descarbonización en línea con el Acuerdo de París.

El Grupo planea desarrollar esta capacidad renovable respaldada por una cartera líder en el mercado, que asciende a alrededor de 425 GW.

El Grupo también continúa implementando su modelo comercial de “Administración», con el objetivo de aprovechar más oportunidades potenciales en países no centrales para maximizar la creación de valor a nivel mundial. La estrategia de descarbonización permite al Grupo confirmar una vez más su compromiso con las emisiones cero para 2040, con objetivos de cumplimiento de 1,5 °C establecidos en todos los alcances y bajo la validación de la iniciativa Science Based Targets.

Reforzar, hacer crecer y digitalizar las redes para permitir la transición

La estrategia de red del Grupo cubre cinco de sus seis países principales, a saber, Italia, España, Brasil, Chile y Colombia, donde tiene una posición integrada y donde su experiencia única en evolución digital puede desplegarse mejor, centrándose en las grandes áreas metropolitanas.

Se espera que la intensidad de las inversiones del Grupo por cliente en el segmento de la red aumente en torno a un 30% de media en 2023-2025 frente

  • La necesidad de mejorar la calidad y la resiliencia para gestionar mejor el aumento de la carga y hacer frente a los eventos relacionados con el clima.
  • La digitalización continua de los activos del Grupo para mejorar la eficiencia y reducir las interrupciones de la red, lo que resultó en un índice de duración de interrupción promedio del sistema (SAIDI) de alrededor de 150 minutos en 2025 (-35% frente a las estimaciones de 2022).
  • Se espera que los clientes de la red digitalizada aumenten a alrededor del 80% en 2025 (+20 puntos porcentuales en las estimaciones de 2022).
  • El aumento de las conexiones que se adaptan a la futura captación de recursos energéticos distribuidos y la expansión de las redes urbanas.

En 2022, el despliegue de la estrategia de simplificación del Grupo se aceleró significativamente. Se completó la venta de Enel Rusia y de la planta CCGT de Fortaleza en Brasil y para fin de año el Grupo espera finalizar la venta de los activos de transmisión en Chile, de las redes de distribución en Goiás, así como la operación de Gridspertise. Además, para fines de 2022, el Grupo también planea cristalizar el valor de su cartera de gas en Chile.

Tras la aceleración antes mencionada, en 2023-2025 el Grupo prevé una mayor racionalización de su estructura, saliendo de algunos negocios y geografías que ya no están alineadas con su estrategia. El Grupo también espera continuar apalancándose en su modelo de Stewardship en países no centrales. Además, y en línea con el objetivo de salir de las actividades intensivas en carbono, el Grupo planea aprovechar el entorno actual del mercado para iniciar la salida de los activos de gas. Este programa general de desinversión es un componente integral del plan para remodelar el Grupo, maximizando el valor para los accionistas.

Se espera que el año fundamental de la estrategia de racionalización a largo plazo del Grupo sea 2023. En concreto:

  • Las actividades en Europa se centrarán en Italia y España, con la venta de activos rumanos.
  • En Latinoamérica, el Grupo espera salir de Perú y Argentina.
  • Se espera que se añadan algunas geografías, como Australia y Grecia, al perímetro de Custodia.
  • Se espera que cristalice el valor de la cartera de gas en España.
  • Se espera vender los activos en Ceará para aumentar el enfoque en las redes de distribución en las megaciudades (Rio y San Pablo).

En 2024, el Grupo también tiene previsto cristalizar el valor de su base de activos en Estados Unidos y el de Enel X Way.

Se espera que el plan anterior proporcione una estructura optimizada, con los siguientes efectos en la economía y los resultados financieros del Grupo

– una contribución positiva a la reducción de la Deuda Neta del Grupo por valor de unos 21.000 millones de euros, con un máximo en 2023, cuando se espera que supere los 12.000 millones de euros

– un impacto en el EBITDA ordinario del Grupo en régimen de aproximadamente 2.800 millones de euros y en el Resultado Ordinario Neto del Grupo de unos 900 millones de euros en 2024.

Al final del período del Plan, el Grupo espera ser más ágil, centrándose en sus países principales, con una reducción esperada de la fuga de minoritarios y una mejora significativa de las métricas de crédito. Para 2025, el Grupo espera gestionar un total de alrededor de 75 GW de capacidad renovable (incluyendo 4 GW de sistemas de almacenamiento de energía en baterías – BESS), aproximadamente el 75% de la generación total, con una producción libre de emisiones que alcanzará alrededor del 83%.

Rentabilidad sostenible

El Grupo continuará persiguiendo los principios de sostenibilidad en sus decisiones de inversión, creando valor compartido para todas sus partes interesadas.

Aproximadamente el 94% de las inversiones totales del Grupo para el periodo 2023-2025 están alineadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible («ODS») de la ONU, apuntando directamente a los ODS 7 («Energía asequible y limpia»), 9 («Industria, innovación e infraestructuras») y 11 («Ciudades y comunidades sostenibles»), contribuyendo todos ellos al ODS 13 («Acción por el clima»). Además, se espera que más del 80% de las inversiones del Grupo se ajusten a los criterios de la Taxonomía de la UE, debido a su importante contribución a la mitigación del cambio climático.

Se espera que la estrategia comercial del Grupo permita a sus clientes beneficiarse de una reducción de alrededor del 20% en el gasto energético global de los hogares, junto con una mejora de la calidad del servicio.

Se espera que las inversiones del Grupo impulsen un aumento acumulado de unos 70.000 millones de euros del Producto Interior Bruto (PIB) en los países en los que opera.

Invertir en la estrategia integrada del grupo

Las inversiones del Grupo en 2023-2025 ascienden a unos 37.000 millones de euros y se concentran principalmente en los seis países principales.

Se espera que aproximadamente el 60% de las inversiones del Grupo, es decir, alrededor del 50% en generación y cerca del 10% en clientes, así como en servicios energéticos avanzados, apoyen la estrategia comercial integrada del Grupo. Se espera que las redes representen alrededor del 40% de las inversiones en el periodo del Plan Estratégico.

Generación de energía y venta al por menor

En 2023-2025, el Grupo tiene previsto invertir aproximadamente 22.000 millones de euros en la estrategia comercial integrada.

Desde el punto de vista geográfico, se espera que casi el 90% de este capex se destine a Italia, España y Estados Unidos, donde el Grupo puede aprovechar las tendencias de electrificación sostenible, teniendo en cuenta también los entornos regulatorios favorables de estos países.

En concreto, el Grupo espera acelerar el despliegue de las energías renovables

– en Italia y España, para permitir contratos de precio fijo de mayor duración, sustituyendo los activos térmicos del Grupo por tecnologías sostenibles no afectadas por la volatilidad de las materias primas

– en Estados Unidos y América Latina, para beneficiarse de los PPA de larga duración, que ofrecen una gran visibilidad sobre los rendimientos.

Se espera que el EBITDA generado por la generación de energía y el comercio minorista alcance unos 15.000 millones de euros en 2025, con una CAGR de alrededor del 13% durante 2022-2025 .

Redes

En 2023-2025, el Grupo tiene previsto invertir aproximadamente 15.000 millones de euros en redes, centrándose principalmente en Europa (más del 80% de las inversiones) a la luz de la presencia geográfica reequilibrada del Grupo, los entornos regulatorios favorables y con el fin de mejorar el papel de las redes como facilitadores de la transición energética.

La asignación de capital del Grupo está prevista para aumentar el EBITDA de las redes hasta unos 7.300 millones de euros en 2025, sobre unos 7.000 millones de euros estimados en 2022.

Modelo de negocio de gestión

Está previsto movilizar inversiones por un total de aproximadamente 15.000 millones de euros en el marco del modelo de negocio Stewardship por parte del Grupo y de terceros, de los cuales

– unos 1.300 millones de euros en inversiones directas del Grupo en activos que eventualmente serán cedidos a empresas conjuntas;

– aproximadamente 1.100 millones de euros en aportaciones de capital del Grupo en empresas conjuntas;

– el resto invertido por terceros.

Estos recursos serán decisivos para añadir más producción renovable, nuevas infraestructuras y servicios para acelerar el proceso de electrificación de los clientes del Grupo.

En los próximos tres años, se espera que este modelo genere aproximadamente 1.500 millones de euros en términos de EBITDA acumulado, con un valor esperado de la participación del Grupo en el capital de 2.500-3.000 millones de euros en 2025.

Gestión financiera

Se espera que las acciones establecidas en el Plan Estratégico tengan un impacto positivo inmediatamente visible en la Deuda Neta del Grupo, que se reducirá considerablemente hasta un rango de 51-52 mil millones de euros a finales de 2023, desde los 58-62 mil millones de euros estimados para 2022.

Como resultado, se espera que el ratio Deuda Neta/Ebitda disminuya de 3,0-3,3 veces estimado en 2022 a 2,4-2,5 veces en 2023, permaneciendo plano durante el resto del periodo del plan. Del mismo modo, se prevé que la relación entre el FFO y la deuda neta aumente en 11 puntos porcentuales, pasando del 17% estimado en 2022 al 28% previsto en 2023, permaneciendo plana durante el resto del periodo del plan.

Como resultado de la estrategia financiera anterior, se espera que el coste de la deuda muestre una estabilidad general a pesar de la reciente progresión al alza de los tipos de interés, permaneciendo principalmente sin cambios en torno al 3,4-3,5%.

La financiación sostenible seguirá siendo el núcleo de la estrategia financiera del Grupo. Se espera que la proporción de fuentes de financiación sostenibles sobre el total de la deuda bruta aumente hasta aproximadamente el 70% en 2025, frente al 60% estimado en 2022.

Objetivos financieros

Se espera que el EBITDA ordinario del Grupo crezca hasta entre 22.200 y 22.800 millones de euros en 2025, desde los 19.000-19.600 millones de euros estimados en 2022, con una CAGR del 4-6%. Se espera que el beneficio ordinario neto del Grupo aumente hasta los 7.000-7.200 millones de euros en 2025, desde los 5.000-5.300 millones de euros estimados en 2022, con una TACC del 10-13%.

El Grupo confirma una política de dividendos simple y predecible, con un DPS de 0,43 euros para el periodo 2023-2025, desde los 0,40 euros de 2022, por lo que el DPS de 2024 y 2025 se considerará un mínimo sostenible.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbase a nuestro Newsletter

Mantenemos sus datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lea nuestra política de privacidad para más información.

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors