VISÍTANOS en LATINOAMERICA
noviembre 15, 2022
Quedó desierta. ¿Qué opina la industria termosolar sobre la subasta de renovables y qué esperar a futuro?
David Trebolle, Secretario General de Protermosolar, explicó alguno de los motivos por el que la licitación de termosolar quedó desierta, y solo se adjudicaron 177 MW de los 520 MW totales. Aún así, comentó algunos aspectos positivos y la evolución desde las primeras subastas.

Durante la Cumbre de las Energías Renovables España 2022, evento producido por Energía Estratégica España, donde más de 30 profesionales del mercado ibérico debatieron sobre distintos temas vinculados a la industria renovable, David Trebolle, Secretario General de Protermosolar, analizó lo ocurrido en la última subasta de renovables del pasado 26 de octubre donde se subastaron 520 MW. La biomasa ganó 146 MW, la fotovoltaica distribuida 31 MW y la termosolar quedó desierta.

En este sentido, el directivo explicó: “Se hizo en un momento complicado, porque no había muchas referencias en cuanto a precio de oferta, con la excepción de algunos ejemplos internacionales, pero que además eran pre-covid”.

Asimismo, el ejecutivo señaló que también se trata de un contexto de tensión en los mercados de las materias primas para este tipo de instalaciones, y que además, los costes de financiación no han ayudado.

Pero de alguna manera tenemos que seguir, esto es un punto y seguido, y deberemos trabajar en los futuros diseños de estas subastas, donde podamos hacer que los proyectos encajen y sean una realidad”, subrayó Trebolle.

Luego, recalcó el impacto que tuvo en la participación de proyectos el desacople entre el proceso de obtención de los puntos de acceso y conexión a la red, con el proceso de licitación económica de nuevas centrales en las subastas.

Este desacople ha producido cierta incertidumbre, de tal manera, que ahí ha habido una potencia que no ha llegado a participar por esa falta de seguridad. Aunque también es cierto que se superó con creces la potencia reservada de los 220 MW”, comentó el ejecutivo.

Siguiendo con esta licitación, el directivo resaltó que a pesar de quedar desierta, encuentra dos aspectos positivos para la termosolar. Uno de ellos, es una demostración de interés por parte del sector.

“No olvidemos que desde el año 2013 prácticamente no se construyó ninguna nueva planta termosolar. Y aquí la intención de participación ha superado los 700 MW”, advirtió el ejecutivo.

Y como segundo punto positivo, hizo hincapié en el tamaño de las plantas que participaron de la subasta, recordando que en anteriores ediciones el máximo de potencia para una instalación era de 50 MW.

Ese número se alejaba del óptimo de planta termosolar que se puede instalar en España dadas sus condiciones, que puede ser de unos 100 MW o 150 MW, que si eran permitidos en esta licitación”, indicó Trebolle.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbase a nuestro Newsletter

Mantenemos sus datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lea nuestra política de privacidad para más información.

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors