VISÍTANOS en LATINOAMERICA
noviembre 21, 2022
Finalizará en 2023. ENGIE y Nasuvinsa a un paso de la construcción de la central de biomasa Txantrea
Con capacidad para abastecer de calefacción y agua caliente a 4.500 viviendas, esta infraestructura será clave para la rehabilitación energética del barrio pamplonés ofrecerá un servicio competitivo y sostenible, con una reducción del 80% de emisiones de CO2.

ENGIE, a través de su filial Districalor Renovable de Pamplona, y Nasuvinsa,  completarán la construcción de la central de calor de la Txantrea, en Pamplona, en el segundo semestre de 2023.

Así lo ha anunciado la semana pasada el vicepresidente del  Gobierno de Navarra, José María Aierdi, que ha asegurado que la central estará  plenamente operativa para entonces.

La central de calor será el eje transversal  del proyecto pionero Efidistrict Txantrea, cuyo objetivo es la rehabilitación  energética integral de este barrio de Pamplona / Iruña. 

Se trata de una infraestructura de referencia a nivel estatal y europeo,  principalmente debido a su apuesta innovadora por el uso de la biomasa forestal de proximidad, compuesta por astillas de madera, como principal fuente de  energía para alimentar sus calderas.

La biomasa forestal es un combustible verde  y renovable que podrá contar entre sus suministradores con el centro piloto de  transformación de biomasa creado en 2021 en Aoiz / Agoitz por la Agencia  Navarra del Territorio y la Sostenibilidad Lursarea, adscrita a Nasuvinsa. 

La sustitución de las actuales calderas comunitarias de calefacción por la  producción centralizada de agua caliente mediante biomasa permitirá una  reducción de emisiones de CO2 de en torno a 7.000 toneladas al año, lo que  supone un 80% menos que en la actualidad. 

La central de la Txantrea se construirá en dos fases consecutivas, con una  inversión total de 13,7 millones de euros.

De esa suma, 6,8 millones serán  aportados por Nasuvinsa y financiados al 50% por esta Sociedad Pública y por el  Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), y los 6,9 millones restantes por  la empresa concesionaria ENGIE, responsable de la explotación de la planta durante un plazo de 36 años, según ha informado hoy el vicepresidente y titular  de Vivienda, José Mª Aierdi, durante su visita a las obras. 

Le han acompañado por parte de Nasuvinsa su director gerente, Alberto Bayona,  la directora del departamento de Vivienda, Berta Úriz, y el ingeniero del área de  Innovación y responsable del proyecto, Javier Martínez. 

En representación de ENGIE han asistido David Liste, director general Energy  Solutions de ENGIE España; y Xavier Puyal, responsable de redes de calor y frío  de ENGIE España. 

Estrategia en favor de la rehabilitación energética  

El vicepresidente Aierdi ha agradecido expresamente “el esfuerzo realizado por  el equipo técnico de Nasuvinsa y de la empresa ENGIE, lo que ha permitido  superar las dificultades y dotar a Navarra de esta infraestructura pública de  referencia, que refuerza la estrategia del Gobierno foral en favor de la  rehabilitación energética y regeneración urbana, y de la biomasa como energía  verde preferente, con gran potencial de desarrollo en nuestra Comunidad, y que  ya hemos incorporado también a todas las nuevas promociones del plan foral de  alquiler Navarra Social Housing”.  

Ha añadido que “la central de calor representa un paso decisivo para culminar el  proyecto Efidistric Txantrea, cuya exitosa experiencia nos será gran ayuda para  el nuevo reto del proyecto ELENA-Primavera, con 40 millones de inversión  movilizada y 84 millones de ayudas extraordinarias procedentes de los fondos  europeos NEXT Generation EU, para fomentar la renovación del parque  residencial, con criterios de sostenibilidad, y la regeneración de entornos urbanos  y rurales”. 

Por su parte David Liste, Director General Energy Solutions ENGIE España, ha  declarado que “la apuesta por la biomasa es una gran oportunidad para hacer  frente a la emergencia climática. Además de ser una fuente de energía renovable  y limpia, es más estable, próxima y económica que otras alternativas, por lo que  estamos notando un creciente interés por este tipo de soluciones. De hecho,  desde ENGIE ya contamos con más de 100 redes con biomasa en el mundo y  seguimos analizando nuevos proyectos”. 

Apuesta sostenible, con calderas de biomasa forestal 

Las instalaciones y equipos de la central de calor ocupan un edificio de planta  baja que se está construyendo en una parcela de propiedad pública situada en el  polígono industrial de Iturrondo, entre los términos municipales de Pamplona y  Burlada, colindante con el Centro San Francisco Javier, del Servicio Navarro de  Salud-Osasunbidea, y con el parque del Mundo. De los 9.043 m2 de la parcela,  1.600 m2 están ocupados por la central de calor.

Dicha parcela ha sido cedida a Nasuvinsa por el servicio de Patrimonio de  Gobierno de Navarra para tal fin y ha requerido de una modificación del  planeamiento urbanístico en vigor, trámite que se ha llevado a cabo en el marco  de un acuerdo de colaboración entre esta sociedad pública y los ayuntamientos  de Pamplona y Burlada, en cuyos términos municipales se asientan dichas  instalaciones. 

Una vez completadas sus dos fases de desarrollo, la instalación producirá de  manera centralizada agua caliente para cubrir la demanda de calefacción y de  agua caliente sanitaria de más de la mitad de las viviendas del barrio,  concretamente 2.200 en la primera fase de desarrollo, actualmente en  ejecución, y otras 2.300 en la segunda. Además del suministro a comunidades  vecinales, la central estará en condiciones de atender también las necesidades  de otros edificios públicos próximos, tanto del Gobierno de Navarra como del  Ayuntamiento de Pamplona.  

El proyecto inicia su andadura con vocación de extender también el suministro al  resto del barrio y al municipio colindante de Burlada, así como a varios edificios  públicos asistenciales y de servicios situados en el entorno de la central, como el  Centro San Francisco Javier o centros educativos. 

Descripción del centro 

La planta tendrá una capacidad total de producción de hasta 39 MW y contará,  además de las dos calderas de biomasa forestal como fuente de energía principal,  con una instalación secundaria de gas natural para cubrir picos de consumo y  situaciones de mantenimiento o emergencia. Para minimizar la potencia de esta  instalación de gas, y de su consumo, se ha previsto un depósito de agua de 1.800  m3, que permitirá priorizar la generación de calor con biomasa durante el período  nocturno y aumentar así el empleo de esta energía limpia. 

La planta forma un bloque longitudinal, casi en paralelo a la Ronda Norte (PA  30), y cuenta con una sala de calderas de biomasa y con dos equipos  independientes, además de sus correspondientes sistemas de alimentación, de  recogida de cenizas y de control, tolvas y electrofiltros. Contará igualmente con  talleres y zona de oficinas. El acopio de astilla para la alimentación de las  calderas se ejecuta mediante un silo enterrado, con capacidad de 1.500 m3

El agua caliente llegará a las viviendas a través de una red de suministro  subterránea con circuitos cerrados de tuberías de acero preaisladas, por las que  el agua caliente se bombeará desde la central de producción hasta las  comunidades de vecinos y retornará para ser calentada e iniciar un nuevo ciclo.  La red sumará una longitud total superior a los 4.500 metros, cuando la central  se encuentre en plena fase de desarrollo. 

Un proyecto de estas dimensiones alimentado por biomasa forestal propiciará la  diversificación del suministro de energía en su ámbito de actuación y la reducción 

de la dependencia energética actual de fuentes de origen fósil. Además, el uso  de este combustible renovable pone en valor los recursos forestales cercanos al  punto de consumo. 

2.300 viviendas rehabilitadas en la Txantrea 

Efidistrict Txantrea da nombre a uno de los proyectos pioneros de rehabilitación  energética y regeneración urbana, una intervención a escala de barrio que ofrece  como novedad la creación de una oficina de barrio para informar directamente a  las vecinas y vecinos interesados en mejorar la eficiencia energética de sus  viviendas y su nivel de confort, y para ofrecerles apoyo técnico y acompañarles  durante todo el proceso de redacción, tramitación y ejecución del proyecto, así  como en la búsqueda de vías de financiación y en la gestión de las ayudas públicas  a la rehabilitación energética. 

Esta intervención está permitiendo mejorar la eficiencia energética de cerca de  2.300 viviendas mediante la envolvente térmica de las fachadas, la renovación  de redes y la mejora del nivel de accesibilidad, entre otras actuaciones. Del total  de viviendas, 644 corresponden a la primera fase, concluida en 2018; otras 1.116  a la segunda (2018-2021), actualmente en ejecución; y 531 más a la tercera fase  ahora en tramitación.  

Proyectos Europeos 

La central de calor de la Txantrea está seleccionada entre las acciones  financiadas por el Programa Operativo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional  (FEDER) 2014-2020 de Navarra por su importante apoyo a la eficiencia energética,  la gestión inteligente de la energía y el uso de energías renovables en las  infraestructuras públicas, incluidos los edificios públicos, y en viviendas privadas. 

Así mismo, el proyecto europeo H2020 STARDUST, del que Nasuvinsa es entidad  socia, ha proporcionado asesoramiento técnico y jurídico en aspectos destacados  como el plan de viabilidad o el modelo de gestión público-privado, pionero a nivel  estatal. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbase a nuestro Newsletter

Mantenemos sus datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lea nuestra política de privacidad para más información.

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors