VISÍTANOS en LATINOAMERICA
septiembre 9, 2022
Intenso debate. Expertos analizan las medidas energéticas que debatirá hoy la Comisión Europea
Observan que en un contexto de luchas de intereses, primará la protección de los consumidores más vulnerables ¿Qué opinan sobre las medidas y qué proponen? ¿Qué lugar tendrán las renovables?

Esta mañana los ministros de Energía de la Unión Europea debatirán el paquete de medidas para hacer frente a un posible corte total del suministro de gas ruso. 

En este sentido, el principal objetivo será proteger los intereses de los consumidores y comerciantes más vulnerables, de cara a un invierno que se espera sea el peor de las últimas décadas. 

Asimismo, se buscará dar armonía a las políticas económicas y energéticas que implementaron en este tiempo los Gobiernos de los diferentes países. 

Las cinco propuestas que se pondrán en debate son: tope al precio del gas ruso; impuestos sobre los beneficios extraordinarios de las eléctricas; también impuesto sobre las ganancias de petroleras y gasistas; obligatoriedad en el ahorro energético en hogares y empresas; facilitar la liquidez a las compañías de servicios energéticos.

En diálogo con Energía Estratégica España, los analistas y expertos en energía Miquel Gironés y Abelardo Reinoso, coinciden en que cada país tratará de acordar medidas con el menor coste político ante sus electores y “con toda seguridad, no serán las mejores que puedan adoptar para abordar esta crisis con solvencia y con miras de futuro”.

Gironès plantea que de esta reunión dependerá si España deberá dar un paso atrás respecto a la disposición publicada en julio de este año frente al gravamen sobre los «beneficios caídos del cielo» de los ejercicios 2022 y 2023, ya que si la Unión Europea no encuentra un criterio conciliador entre las medidas de topar el precio del gas y de  gravar  beneficios extraordinarios, el sector eléctrico se verá demasiado perjudicado. 

Sobre la primera medida -tope al gas-, Reinoso entiende que en lugar de intervenir el precio del gas, se debería accionar en pos a reducir la dependencia, facilitando ampliar los mix energéticos con mayor intensidad para todos aquellos países que  en gran medida este producto con el que no cuentan. 

«Es muy sorprendente que la principal medida se base en limitar el precio a un producto que Europa no posee», afirma. 

Además, critica el intervencionismo que se pretende adoptar sobre las empresas energéticas y pone el foco sobre la inseguridad legislativa que generaría un impuesto sobre los beneficios extraordinarios, de cara a avanzar en la transición energética. 

Por otro lado, un punto fundamental en este paquete será la estrategia de ahorro que se llevará adelante y sobre esto, ambos expertos coinciden en que será clave una reducción obligatoria del consumo eléctrico, pero no suficiente.

«Sin duda este es un eje que merece una mayor reflexión por parte de Bruselas, ya que los picos de demanda no siempre coinciden con picos del precio de energía», opina Reinoso.

El objetivo de la quinta iniciativa es ayudar a las compañías energéticas que se están enfrentando a problemas de liquidez derivados de la volatilidad de los mercados. Sobre esto, Reinoso señala que podrían ahorrarse las ayudas a la liquidez de las eléctricas, si se tomasen medidas que resuelvan el problema de fondo de la disponibilidad y precios del gas.

El rol de las renovables 

Reinoso lamenta que  el negocio de la generación renovable será uno de los afectados por estas medidas, dado que se rompen los criterios por los cuales se decidió apostar por estas tecnologías tanto a nivel financiero como a nivel regulatorio, creando dudas sobre su viabilidad financiera en el futuro.

Frente a esta situación de crisis energética, muchos entienden que Europa debe llevar adelante una economía de guerra. 

En este contexto, los expertos aportan que se deben adoptar decisiones rápidas que garanticen el suministro de gas para mantener los niveles productivos y de bienestar de la ciudadanía y no se empeoren las ratios de PIB, de inflación o de paro de los países. 

«No parece que inundar las soluciones con recortes a las empresas energéticas u otro tipo de impacto financiero permitan garantizar las necesidades energéticas de las UE a corto plazo», indica Reinoso y concluye en que este viernes, cada país tratará de acordar medidas con el menor coste político ante sus electores y, «con toda seguridad no serán las mejores que puedan adoptar para abordar esta crisis con solvencia y con miras de futuro». 

Para el analista será clave diseñar una nueva estrategia energética, donde se establezca un adecuado mix de generación que sea lo más “independiente” posible a incidentes de ámbito geopolítico donde las energías renovables, con el soporte indiscutible de la energía nuclear, mientras no maduren otras tecnologías que cubran la intermitencia renovable.

Por último, Gironès sintetiza que «Las renovables deberán estar a punto para la reconstrucción de la profunda crisis de la que aún no hemos visto la peor parte».

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbase a nuestro Newsletter

Mantenemos sus datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lea nuestra política de privacidad para más información.

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors